Valorización de residuos

Hoy os vamos hacer una breve introducción al mundo del reciclaje y la valorización de residuos. Vivimos en un mundo en el que  producimos bienes de consumo en masa, y con ellos sus embalajes, consumimos electricidad, recursos naturales, etc; y todas estas actividades del día a día generan basura. Pero ¿y luego? ¿qué hacemos con toda la basura que generamos?¿la enterramos en un vertedero para no verla nunca más?¿la llevamos al fondo del mar?

Este es el punto de partida de una nueva generación de materiales: ¿por qué no utilizar los considerados “deshechos” para un fin más provechoso? Pues bien, la fabricación de materiales a partir de residuos es ya una realidad. ¡Allá vamos con un par de ejemplos que os van a sorprender!

Seguramente todos hayáis visto las pantallas acústicas que bordean las carreteras para evitar que el ruido del tráfico llegue a nuestras casas. Comúnmente denominadas pantallas antiruido, las conocemos en sus diferentes versiones: de hormigón, madera, módulos transparentes…, pero lo que todavía no conoceréis es la versión más “verde” de las mismas.

Pantalla_antiruido_reciclada_v2

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia junto con la empresa PRECON han desarrollado un nuevo tipo de pantalla fabricada con hormigón poroso fabricada a base de huesos de aceituna calcinados. Dichas pantallas, que ya han sido homologadas, mejoran a sus competidores directos a nivel tanto técnico como económico. Con los huesos se fabrica un árido que se añade al hormigón para dar lugar a un material que absorbe el ruido. Este nuevo material ha supuesto la mejora de las prestaciones técnicas del que hasta ahora se consideraba el mejor en su sector, las pantallas fabricadas en lana de roca, y con un coste de casi un 20% inferior.

El segundo ejemplo que os traemos tiene es sobre poliestireno, quizás no lo conozcáis por su nombre, pero todos hemos desenvuelto un electrodoméstico o un equipo de música nuevo embalado en ese material que se deshace en pequeñas bolitas blancas al rasgarlo. El poliestireno es un plástico muy usado en embalajes pero también es un gran contaminante, ya que además de no ser biodegradable, ocupa mucho espacio en los vertederos.

Ecovative, es una empresa especializada en la fabricación de biomateriales, en concreto, nos ha llamado la atención su línea Mushroom® Packaging. Se trata de un producto fabricado 100% sin derivados del petróleo, que pretende sustituir a los plásticos utilizados para embalar. Se posiciona como una alternativa medioambientalmente sostenible, económicamente más atractiva y que además, una vez finalizada su misión como envoltorio puede utilizarse como compostaje, por ejemplo en nuestro jardín ó en nuestras macetas.

Está fabricado partir de residuos agrícolas y hongos, concretamente el micelio (el cuerpo vegetativo del hongo); y está vivo. Los micelios crecen ensamblando todos los componentes del material sin generar residuos como esporas o alérgenos. Este proceso de crecimiento se paraliza cuando la estructura está conformada con calor y ¡listo para usar!.

Os dejamos el vídeo donde se muestra el proceso completo:

Fuentes: Universidad Politécnica de Valencia y Ecovative

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies