Recubrimientos superhidrófobos

Hoy queremos acercaros a otro de los avances innovadores sobre los que trabajamos en Atria Innovation y que consideramos de gran interés: los recubrimientos superhidrófobos, utilizados principalmente para crear superficies que repelan el agua y otros líquidos y poder prolongar así la vida útil de numerosos materiales.



Y es que la mayoría de superficies están diseñadas para trabajar en condiciones secas e inevitablemente el agua y otros líquidos pueden degradar y limitar la durabilidad de estas, como en el caso de la construcción, la electrónica, los entornos industriales, etc.

Para que pueda considerarse superhidrófoba una superficie, el ángulo de contacto del agua con ésta debe ser mayor de 120 grados, maximizando el efecto de la tensión superficial y convirtiéndola en una superficie imposible de mojar. Así, el agua, los líquidos el aceite, las bacterias o incluso el hielo se deslizarían directamente sobre la superficie recubierta sin que se vea afectada.

Un avance que ofrece múltiples beneficios y que desarrollamos en Atria Innovation haciendo un especial hincapié en la durabilidad y en la resistencia mecánica y química de los materiales.

recubrimientos superhidrofobos ATria Innovation

PRINCIPALES VENTAJAS DE LOS RECUBRIMIENTOS SUPERHIDRÓFOBOS 

Además de impermeabilizar las superficies y evitar la acción del agua y de otros líquidos, los recubrimientos superhidrófobos tienen otras cualidades muy interesantes para la industria y la construcción, especialmente dónde la maquinaria, herramientas y equipos pueden estar en condiciones ambientales severas.

Self-cleaning (auto-limpieza): un equipo oxidado o sucio no solo es más difícil de usar sino que puede verse inutilizado. La limpieza mejora notablemente con la superhidrofobicidad, también conocida como “efecto loto“, ya que el agua arrastra el polvo y la suciedad y ésta, como es repelida por la superficie, simplemente se desplaza. Esto supone un considerable ahorro económico y ecológico en tareas de limpieza.

En Atria hemos aplicado recubrimientos superhidrófobos a través de inmersión para filtros de aluminio con el fin de evitar así la acumulación de partículas de polvo y contaminación en ellas.


Anti-hielo (Anti-ice): la acumulación de hielo puede causar daños significativos, arruinando un equipo eléctrico, interrumpiendo la labor de una máquina e incluso poniendo en peligro a terceros. La reparación puede ser muy costosa, por lo que se hace muy interesante impedir su paso utilizando recubrimientos superhidrófobos.

Un ejemplo de su aplicación en Atria, es el trabajo en recubrimientos superhidrófobos con función anti-hielo a través de esprayado para paredes de hormigón, convirtiéndolas en aislantes y auto-limpiantes.


Condensación: cuando se busca mejorar la visibilidad en superficies transparentes que sufren de condensación, se suele trabajar con superficies superhidrófobas que repelan el agua, pero también existen recubrimientos que realizan justamente lo contrario: atraer las gotas formando un film de agua homogéneo que permite la visibilidad y evita la condensación.

En Atria trabajamos en la aplicación de recubrimientos superhidrófobos con funcionarios supercondensación por esprayado basado en silanos con alta durabilidad en abrasión para el incremento de la condensación en acero inoxidable.

recubrimientos superhidrofobas patria innovation

Foto: Stuart Hay, ANU

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies