¿Materiales auto-reparables “self-healing”? ¿De verdad funcionan?

Retomamos el blog con un tema muy de moda, los materiales auto-reparables o self-healing materials. ¿Son ya una realidad? ¿Funcionan? Os contamos todos los detalles a continuación.

Los materiales auto-reparables, más conocidos como “self-healing materials” están inspirados en los sistemas biológicos. Cuando te haces una herida, ésta sangra y comienza a coagularse en unos minutos deteniendo la hemorragia y cerrando la herida. Pues esto es básicamente lo que hacen los materiales “self-healing”: al rayarse liberan una sustancia de su interior que rellena el hueco que se ha generado quedando la superficie lisa y reparada de nuevo. Parece magia, ¿verdad?

Hay diferentes tipos de materiales “self-healing” dependiendo de cuál sea su mecanismo de

  • Cápsulas: al hacerse la raya se rompen las cápsulas que contienen el material de relleno que sale al exterior rellenando el hueco que se ha generado. Es el más sencillo de realizar y puede soportar varios ciclos ya que hay muchas cápsulas por superficie. El material dejará de repararse cuando no haya más cápsulas que romper para rellenar el hueco en esa zona.
  • Vascular: el material de relleno se encuentra en unos tubos, al modo de ‘venas’ que al cortarse porque se produce una raya se rompen y liberan su material de relleno para cubrir el hueco. Su ventaja es que los tubos pueden ir conectados a un reservorio de material de relleno por lo que se agota más lento aunque también son sistemas más complejos.
  • Intrínseco: aquí no hay material de relleno, sino que las moléculas cuando se rompe su enlace porque ha habido una raya vuelven a reaccionar cuando se les aplica un estímulo externo, el más utilizado el calor por lo que vuelven a unirse. Su ventaja es que no se agota “nunca” (nunca en tecnología es relativo 😊) ya que las moléculas van a poder reaccionar mientras se les suministre energía suficiente. Es uno de los métodos más duraderos.

En los casos de las cápsulas ó tubos el material de relleno necesita reaccionar para endurecerse, es por lo que veis en la imagen dos colores al ser dos sustancias distintas que reaccionan al unirse.

Desde ATRIA apostamos por este tipo de materiales para aplicaciones donde buscáis:

  • Resistencia a rayas
  • Resistencia a abrasión
  • Piezas estéticas

Se puede añadir a:

  • Pinturas
  • Polímeros
  • Films
  • Hormigón

Llevamos trabajando con estos materiales desde hace dos años con resultados muy positivos. Por temas de confidencialidad que para nosotros son muy importantes no os podemos enseñar nuestras propias muestras pero os dejamos un vídeo que esperamos que os guste.

¡Pregúntanos todas tus dudas y cuéntanos en qué lo utilizarías!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies