Fábricas del futuro: montaje modular por Audi

Vehículos autónomos que transportan vehículos, drones que dan soporte logístico, robots biónicos que montan todo tipo de piezas, robots colaborativos, Google glasses, realidad aumentada e impresoras 3D para formas complejas y materiales más ligeros que el acero. Así es la nueva fábrica de Audi en Ingolstadt. Es la “fábrica del futuro”.

El mayor centro de producción del Grupo Audi y la segunda fábrica de automóviles más grande de Europa, abandona la producción de cadena en favor del montaje modular. En Ingolstadt se fabrican modelos tan conocidos como el Audi A3, Audi A4, Audi A5, Audi Q5 y el joven Q2, y van a ser ellos los primeros en experimentar esta nueva forma de producción industrial.

El gigante alemán ha dado a conocer su apuesta por la Industria 4.0 en unas jornadas técnicas “Audi TechDay Smart Factory”. Es una fábrica donde las personas controlan y los robots trabajan. Es una apuesta por la automatización y digitalización: en la sala de control se supervisa funcionamiento de toda la planta.

¿El objetivo? Ser más rápido y eficiente. Este sistema permite la personalización de unidades, agiliza la producción, ajusta al máximo los tiempos de fabricación y reduce los de espera.

Audi Factory of Future

Las carrocerías ya no pasan por una cadena de montaje lineal, cada unidad se traslada por las instalaciones sobre plataformas autónomas para recibir en cada estación de montaje las piezas que necesita. “Al igual que en la caja del supermercado, donde el cliente va a la cola más corta, los vehículos van a las estaciones en las que la utilización es baja”, explica el ingeniero y director de innovación de Fabian Rusitschka. Además, no todos los coches precisan de los mismos componentes, y por tanto no requieren pasar por todos los puntos de montaje, todo el proceso se agiliza. Audi estima que la productividad se ha incrementado en un 20%.

Audi Factory of future automation

Parece que esto podría llevar al caos, accidentes y choques, pero los módulos están completamente sensorizados para reconocer y sortear obstáculos.

Además de este nuevo sistema de montaje, Audi explora otras tecnologías, como la robótica. Que los robots sean uno más en las fábricas automovilísticas no es nada nuevo. Pero Ingolstadt va más allá: está en pruebas la última generación de robots dotados de garras biónicas. Colocan en el vehículo todo tipo de piezas, de diferentes formas y pesos, y lo hacen con la delicadeza que una mano humana y la precisión de un robot.

Audi Factory of Future robot 3D

Y no podrían faltar los drones ni las impresoras 3D. Los drones transportan los objetos más ligeros, como volantes o tornillos, y pueden hacer un suministro rápido de pequeños componentes a la estación de montaje en caso de emergencia. Sobre los drones también se barajan mejoras, actualmente está en pruebas la siguiente generación que podrá cargar objetos de hasta 2.2 kg de peso. Las impresoras 3D, por otra parte, trabajan con materiales más ligeros, con el objetivo de reducir del peso del vehículo y fabricar piezas con formas complejas.

Os dejamos el video completo de todas las novedades:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies